L’uso de fármacos para problemas de comportamiento

Los fármacos para problemas de comportamiento son un recurso para tratar algunos trastornos graves de comportamiento. Será el etólogo, el especialista en comportamiento animal, a diagnosticar la causa y la etiología del problema y a recomendar la terapia adecuada.

Entre los fármacos más comunes para problemas de comportamiento, citamos la Fluoxetina, un recaptador de serotonina, muy utilizado en caso de agresividad impulsiva.  

Otro grupo de fármacos para problemas de comportamiento son las Benzodiazepinas.  Un ejemplo es el Alprazolam, prescrito en caso de fobias y ansiedad por separación grave.

ansiedad en perros

La alternativa a los fármacos para problemas de comportamiento

Por otro lado, existen en el mercado productos no farmacológicos que se pueden emplear como soporte a una terapia de modificación de conducta. Estos son naturales. A diferencia de los fármacos para problemas de comportamiento no tienen o tienen muy escasos efectos secundarios. Además no precisan receta veterinaria.

Se trata de las Flores de Bach, muy útiles para trastornos de conducta. Los animales en general son más receptivos y responden más eficazmente y rápidamente a una terapia con Flores de Bach.

Las Flores de Bach actúan restableciendo el equilibrio de las emociones desde un punto de vista energético. Se suelen realizar fórmulas personalizadas, dependiendo del carácter, del cuadro clínico, del historial del perro e de sus interacciones con el resto de la familia .

Otros productos naturales

Nervoheel es un medicamento homeopático para el tratamiento a corto plazo de trastornos nerviosos leves, ansiedad y estrés  (ver estudio comparativo).  Zilkene es un  tranquilizante natural para perros y gatos, derivado de la caseína, una proteína de la leche. De hecho actúa como un vaso de leche que relaja frente a una situación potencialmente estresante Video

Otros productos que ejerce beneficios sobre ciertos problemas de comportamiento son los de la marca ADAPTIL. Adaptil es una copia sintética de la feromona de apaciguamiento. Esta feromona viene secreta por la madre y tiene un efecto calmante sobre los cachorros. En distintos formatos, difusor, collar y espray, Adaptil es una ayuda en caso de miedos y estrés. El tratamiento con Adaptil es de larga duración.

Está reconocido el rol de la alimentación en influenciar aspectos del comportamiento. Una nota marca de comida para animales produce un pienso especial para perros y gatos con estrés. El producto se llama Calm.

En todos los casos recomendamos que el perro reciba una visita de un etólogo para valorar el caso e indicar el uso de fármacos o suplementos para los problemas de comportamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NO soy un robot *