Entrenamiento canino: 5 errores comunes

entrenamiento canino

Entrenamiento canino: 5 errores comunes

Si no logras los resultados que esperas, si tu perro no te hace caso, si parece no comprenderte, no desesperes. Puede ser que estés incurriendo en estos 5 errores comunes en el entrenamiento canino.

entrenamiento caninoEntrenamiento canino: Error n. 1 

Dependencia de los premios

¿Tu perro solo trabaja si tienes golosinas en tu mano?

Usar golosinas como reforzador para obtener comportamientos es una forma muy efectiva de entrenar. Asegúrate de dar el premio con bastante rapidez una vez que tu perro comprenda el comportamiento.

Si utilizas la técnica del “luring”, que consiste en estimular una acción con un premio en la mano, es recomendable repetir esta acción sin el premio en la mano y marcar el éxito con un premio después. Esto es porque si sigues teniendo el premio en la mano tu perro puede terminar esperando para ver si hay un regalo en tu mano antes de responder. En cambio, después de algunas repeticiones exitosas, usa exactamente el mismo movimiento de mano pero sin el premio dentro de ella.

Simplemente le estás enseñando una señal de la mano. Una vez que tu perro se sienta, entonces le premias.  

Error n. ° 2

Saltarse las fases naturales del entrenamiento canino

Los perros aprenden gradualmente. Muchos cometen el error de avanzar demasiado rápido. Por ejemplo si se entrena la llamada sólo con correa y se espera que el perro responda cuando está libre en el parco se han saltado unos pasos. Si se practica en una sesión de entrenamiento controlado hay que agregar pasos de transición para que el comportamiento se refuerce en otros contextos.

Error n. ° 3

Repetir las órdenes varias veces

Una de las cosas más difíciles de aprender en el entrenamiento canino es dar una señal /  orden solo una vez. Pedir varias veces al perro de hacer una cosa con repetidas pistas / comandos, tiene como consecuencia que el perro aprenderá a oír la señal una y otra vez antes de dar una respuesta.

Para evitar esto, primero, hay que provocar en el perro el comportamiento deseado y luego agregar la señal o orden.

  1. Motivar con tu lenguaje corporal a que el perro haga por sí mismo la acción
  2. Agregar la señal o orden
  3. Una vez que muestra haberlo aprendido, dar una la señal sólo una vez y ser paciente
  4. Si el perro está confundido volver al principio

Hay que cuidar muy bien nuestro comportamiento y lenguaje corporal. Porque el perro se fija mucho en todo tu cuerpo. De hecho prestan más atención a los movimientos de su cuerpo que a la instrucción verbal. Así que frecuentemente, al hacer un gesto u otro se puede estar enseñando una señal diferente de la que se pretendía.

Por ejemplo, cuando pides a tu perro que venga hacia ti, te inclinas hacia él. Un día, no te inclinas, pero aún así lo llamas para que venga. Él no viene. Simplemente no recibió la misma señal que originalmente se enseñó.

entrenamiento canino

Cuando entrenas, fíjate en tu lenguaje corporal. ¿Estás entrenando claramente? ¿Utiliza las mismas señales cada vez?

Error n. ° 4

Recompensar comportamientos que no se quieren reforzar

¿Le estás dando a tu perro señales contradictorias? ¿Lo dejas saltar sobre ti algunas veces (incluso darle la bienvenida) pero lo regañas otras veces? ¿Tratas de entrenarlo para que camine bien con la correa, pero dejas que te tire otras veces? Si es así, estás reforzando de forma intermitente un comportamiento que no te gusta, lo que significa que el comportamiento continuará. Su perro no se comportará de forma coherente a menos que no le pidas las cosas siempre de la misma manera.

Error n. ° 5

No tener en cuanta los estímulos del ambiente

No siempre somos el centro de atención de nuestro perro. Es normal que los perros se entretengan a oler el suelo. Los estímulos del ambiente son muy poderosos.

Puedas lograr que tu perro te escuche a pesar de un ambiente que lo distraiga. Solo necesitas entrenarlo. Trabaja en ambientes tranquilos primero. A medida que su perro aprenda, aumenta gradualmente las distracciones para que se concentre a pesar de las tentaciones a su alrededor.

Recuerda, los perros no nacen entendiendo nuestras expectativas. Tenemos que enseñarles lo que queremos. Cuanto mejor maestro seas, ¡mejor estudiante será tu perro!

En nuestros centro de adiestramiento canino en Barcelona, te ayudamos a mejorar tu técnica de entrenamiento con tu perro.

 

 

Adiestramiento canino con B.A.T.

El adiestramiento canino con B.A.T. es una técnica de modificación de conducta. Literalmente B es acrónimo de Behavioral – A de Adjustment y de Training o entrenamiento canino. Generalmente se traduce como Adiestramiento para el ajuste del comportamiento. Como la iniciadora misma de este método, Grisha Stewart, indica, “se puede utilizar el adiestramiento canino con B.A.T. para rehabilitar miedo, agresividad y frustración y para prevenir el desarrollo de problemas de reactividad en cachorros”.

¿Como se reduce la reactividad gracias al Adiestramiento canino con B.A.T.?

La idea central de esta filosofía es que los perros mismos ganen más autocontrol. Consiste en crear las condiciones para que el perro interactúe con el ambiente en manera segura tanto desde el punto de vista físico como emocional. En otras palabras se promueve y facilita la interacción natural con los estímulos que desencadenan la reactividad en manera tal que el perro adquiera el máximo control sobre de ellos.

Si el perro ha aprendido que un determinado comportamiento lo ha llevado a obtener lo que quiere o necesita, es probable que lo vuelva a repetir.Grisha Stewart.

Adiestramiento canino con B.A.T.

Primero hay que preguntarse cuál es la motivación que está detrás de un comportamiento, o cual es el refuerzo funcional de una determinada conducta de reactividad. Si por ejemplo el perro ha aprendido que ladrar a un desconocido lo aleja, interponer una distancia entre el y el estímulo será el refuerzo funcional. Después hay que decidir cuál sería la conducta apropiada que pueda reemplazar el comportamiento indeseado. Este comportamiento “alternativo” se refuerza mediante el refuerzo funcional. En este caso mediante la distancia. La distancia no la aplica el entrenador o el guía. Pues haremos de la forma que sea el perro a tomar distancias. Cuando se deja que el perro observe el estímulo que desencadena la reactividad desde la distancia apropiada estamos predisponiendo una capacidad del propio perro de tomar decisiones sobre su comportamiento. Gradualmente el perro se habitúa a la situación y gradualmente reduce su reactividad.

En síntesis se trata de crear las condiciones para que aún en presencia del estímulo que provoca generalmente la reactividad, el perro esté cómodo y modifique su comportamiento tomando decisiones al respecto. 

La zona confort

Durante un tiempo hay que evitar que el perro se enfrente directamente con el estímulo. Así hay que evitar cruzarse con perros o con desconocidos si son los detonantes de la reactividad. Cuando el perro no está bajo los efectos del estrés es más propenso a prestar atención. Si el perro mira al estímulo sin estar estresado es más fácil que ofrezca un comportamiento alternativo. La condición para poder actuar el Adiestramiento canino con B.A.T. es mantener el perro en la zona de confort. En esta condición el perro no muestra señales de reactividad.

Aumentar la confianza a través de experiencias positivas.

Con un mayor autocontrol el perro actuará con un comportamiento alternativo a la agresividad. Dar la posibilidad al perro de alejarse del estímulo, lo hace volver con más confianza y curiosidad.

La técnica 

  1. Nos quedamos a la distancia tolerada por el perro, donde no muestra ninguna señal de reactividad. Es decir en su zona de confort: no está tenso, no ladra, no gruño, no mira fijamente, etc.
  2.  Con paciencia el perro ofrecerá una conducta alternativa a todo lo anterior. Por ejemplo olfatea o gira la mirada hacia nosotros o hacia otro lado, o realiza algo que le pedimos.
  3. Marcamos la conducta, con un o la palabra “Hecho” o con el clicker. En este último caso hay que estar familiarizados con la técnica clicker.
  4. Entonces nos alejamos de la fuente de la potencial reactividad. Esto es utilizar el refuerzo funcional, agregando distancia al estímulo que desencadena la reactividad.

En este método es muy importante saber tener en cuenta las siguientes condiciones:

  1. Saber leer las señales de alerta del perros. A continuación proponemos un gráfico que muestra el escalar del comportamiento reactivo a partir de un estado de calma. También se indica cual es la zona B.A.T. donde se aconseja trabajar la modificación de conducta. Conforme el perro empieza a agitarse, hay que actuar consecuentemente.

Adiestramiento canino con B.A.T.

 

 

 

 

 

 

 

2. De acuerdo a las señales de estrés hay que saber manejar las distancias.

3. Antes de entrenar, hay que preparar un entorno seguro para el perro. – Evitar que hay perros sueltos por ejemplo. – Controlar las variables que puedan influir sobre el comportamiento del perro. Así tendrá más probabilidades de que logre mantener un estado de calma y control frente al estímulo.

4. Utilizar una correa larga para que el perro tenga la suficiente libertad de movimiento.

5. Transmitir al perro tranquilidad y confianza en todos momentos. Evitar ser nerviosos ayuda al perro a no anticipar una probable amenaza.

Así es como funciona en síntesis la dinámica del Adiestramiento canino con B.A.T.

Adiestramiento canino con B.A.T.

 

 

 

 

 

 

Como el adiestramiento canino con B.A.T. puede ayudar a mejorar el paseo en caso de reactividad hacia otros perros

La reactividad es la causa de que los paseos sean muy difíciles. La filosofía B.A.T se puede aplicar para que el perro sea más seguro y esté menos a la defensiva. La base de la reactividad es generalmente la ansiedad. Gracias a B.A.T. se puede lograr reducir la ansiedad y poder pasear más tranquilamente y relajadamente.

  1. Se utiliza una correa floja y se evitan los sitios con muchos estímulos
  2. Visión de un perro a distancia
  3. Si el perro empieza a dar señales de tensión se da marcha atrás
  4. Cuando el perro esté más calmado a una mayor distancia, se vuelve
  5. Si el otro perro está suelto, se invita el propietario a cogerlo y a mantenerlo atado
  6. Procurar tener una herramienta de control de un eventual conflicto, por ejemplo un espray de citronela, o un pet corrector. Este último NO se debe de utilizar como corrector de conducta, sino sólo en caso de emergencia para alejar al otro perro.

B.A.T. Un método que persigue un mayor bienestar del perro

En conclusión, os he propuesto una técnica que permite al perro tomar las decisiones por su cuenta. Está comprobado que si el perro aprende a elaborar unas estrategias de gestión activa respecto a determinados estímulos, se obtienen óptimos resultados en el tratamiento de miedo, agresividad y frustración. Con este método se reduce al mínimo la intervención del guía para facilitar el aprendizaje interno del propio perro gracias al refuerzo funcional. Se limita el uso de otros reforzadores como juegos o comida y se favorece el autocontrol del perro. El  principal foco de atención de parte del guía es el umbral de estrés del perro. La capacidad de observar las señales y de gestionar la tolerancia del perro es clave.

Perro estresado: señales y tratamiento del estrés.

perro estresado: como se elimina el estrés

 

Un perro estresado es muy parecido a una persona estresada. Nosotros podemos sentirnos tensos frente a una entrevista de trabajo, una cita con un amigo después de no verle tanto tiempo. Todo esto se considera normal.

De hecho el estrés es parte de la vida de un animal porque es un recordatorio interno para que nos alimentamos y nos defendamos.

perro estresado: border collie

Sin embargo cuando un individuo sufre de estrés durante mucho tiempo a causa de situaciones que no sabe gestionar, pueden presentarse problemas de comportamiento y falta de bienestar.

 

También las personas llegan a experimentar un grado de estrés que les impide hacer cosas básicas en su vida diaria.

¿Porque se estresa un perro?

Hay una predisposición genética a la base del estrés. Sin embargo hay que tener en cuenta su proceso de aprendizaje a lo largo de la vida, y analizar el ambiente. Cómo ha sido expuesto a determinados estímulos, y cómo hemos reaccionado a su comportamiento.

En la mente de un perro estresado

El perro estresado sufre y puede desarrollar problemas de comportamiento y enfermedades. En el cerebro de un perro estresado hay una secreción de cortisol y adrenalina. La adrenalina o epinefrina y el cortisol o hidrocortisona son hormonas del estrés secretadas por las glándulas suprarrenales, que se encuentran sobre los riñones. Aunque ambos productos químicos son hormonas del estrés, la adrenalina y el cortisol desempeñan diferentes funciones bioquímicas. La adrenalina se une principalmente a los receptores en el corazón y los vasos del corazón. Esto aumenta la frecuencia cardíaca, la fuerza de la contracción muscular y la respiración.

perro estresado: tratamientoEl cortisol se une a los receptores de las células adiposas, el hígado y el páncreas, lo que aumenta los niveles de glucosa disponibles para el uso de los músculos. También inhibe temporalmente otros sistemas del cuerpo, como la digestión, el crecimiento, la reproducción y el sistema inmunitario.

Reacciones de un perro estresado

El estrés puede expresarse como miedo, ansiedad, frustración, incluso excitación.

Los perros pueden manifestar resistencia a enfrentarse con ciertos estímulos negativos, como los perros o las personas. Así que pueden intentar escapar o evitar estos enfrentamiento. Hay otros que pueden manifestar agresividad o reactividad. Hay perros que tienen auténticos ataques de ansiedad.

Cómo reconocer un perro estresado  y prevenir el empeoramiento de la situación

Las señales de estrés van interpretadas en su contexto. Se considera normal que un perro bostece al levantarse. Al contrario cuando hace este gesto de calma repetitivamente en contextos donde está incómodo, se trata una expresión del estrés, y de una forma de comunicarlo.

Saber leer estas señales es de grande ayuda para evitar exponer el perro a una determinada situación que no tolera sin antes haberle progresivamente habituado.

Ojo a las principales señales de estrés a continuación

El perro se lame la nariz y los labios

Bostezos

Jadeos cuando no son consecuencia de una actividad física intensa. Cuidado cuando el perro está jadeando y para y cierra la boca. Puede ser una señal previa a la escalada a un mordisco.

Orejas bajas y hacia atrás, puede ser una expresión de estrés. Hay que observar el cuerpo entero.

porque mi perro está estresadoConducta de evitación – mirar del otro lado, darse la vuelta – significa que el perro no está cómodo.   

Sacudirse: un perro se sacude después o durante de un evento estresante.

Cola baja pegada al cuerpo, una señal sutil que se puede presentar frente a cambios en la interacción.

Pupilas dilatadas – Tensión en ojos y boca

Piloerección. Pelo erguido en el lomo, sobre la cola o patas traseras. Indicador de una fuerte emoción que puede anticipar una reacción incluso de agresividad pero no necesariamente.

perro estresado: qué hacer si mi perro es estresadoOtros indicadores comunes del estrés

  • Una postura agachada
  • Peso hacia las patas de atrás
  • Excesiva caida de pelo
  • Lloriqueo u otras vocalizaciones
  • Movimientos ralentizados o tensión corporal
  • Rechazo de la comida
  • Hipervigilancia hacia el dueño o falta de atención
  • Patas húmedas

Conductas que pueden estar relacionadas con un estado de estrés

  1. El perro puede hacer sus necesidades en casa a pesar que sea acostumbrado a hacerlas afuera. Este puede ser un síntoma de ansiedad.
  2. Actitud de monta hacia otros perros, personas u objetos como actividad liberatoria del estrés.
  3. Si el perro se limpia en exceso, incluso provocándose heridas. En este caso el comportamiento indica una falta de bienestar y posiblemente remonte a un estado de estrés.
  4. Cuando el perro gira sobre si mismo y se persigue la cola o hace movimientos repetitivos. Se llama comportamiento obsesivo compusivo y hay que buscar las causas en una falta de bienestar severa.
  5. Apatía y depresión también pueden demostrar un excesivo nivel del estrés.

Que hacer con un perro estresado

Si el perro decide actuar estos comportamientos en presencia de otros perros o personas no hay que forzarlo a interactuar ni interrumpir estas expresiones naturales. El paso desde estas señales de tensión a manifestaciones de reactividad y agresividad es breve si no se saben identificar.

Comprenderlos es el primer paso, después es recomendable seguir unas pautas de modificación de conducta.

como quitarle el estrés a mi perro estresadoNormalmente el objetivo es reestablecer una asociación positiva con el estímulo que causa estas reacciones. Es especialmente importante observar la postura del perro sobretodo en aquellas situaciones donde la fuente del estrés sea un bebé.

5 fases de la terapia de reducción del estrés

 

  • Identificación y Control de las fuentes de estrés: un etólogo experto en comportamiento, puede ayudar en detectar cuales son las causas del malestar del perro. A continuación, durante un tiempo, hay que evitar que el perro se encuentre con las causas de su malestar
  • Cambios en rutina y manejo: hay que evitar cualquier método de castigo, punición o negación de la conducta. Realizar un cambio de rutina en la alimentación y en el paseo puede ayudar en disminuir los niveles de estrés en el animal.
  • Estimulación mental y olfateo: Fundamental para el bienestar y la recuperación de perros que sufren estrés.
  • Aplicación de terapias naturales: Nutracéuticos y esencias florales pueden suportar el proceso terapéutico favoreciendo la relajación del perro.
  • Modificación de conducta vuelta a establecer una asociación positiva con las fuentes de estrés: Un plan de educación en positivo ayuda a reafirmar las capacidades del perro y a saber gestionar los estímulos que le provocan estrés.

 

 

Pasear al perro con el móvil. 5 razones para evitarlo

pasear perro con móvil

A ver si te suena…pasear al perro con el móvil.

Te explico porque no es conveniente. Y las razones no son banales.

Eres un adicto del móvil, del texting especialmente. A fin y al cabo como la mayoría de los habitantes humanos de este planeta.pasear perro con móvil 

En definitiva parece que nunca hay tiempo suficiente para mirar al móvil. Por un lado la información es tanta que nunca se acaba. Por otro lado alguien, propio en este momento, puede haber enviado un Whatsapp….Entonces, porque no aprovechar de seguir las últimas noticias o responder a algún Chat mientras pasear al perro?

No hay nada de malo por supuesto. Aún está permitido por la ley…..

Sin embargo te explico porque no es una buena idea pasear al perro y mirar el móvil. Si te interesa la felicidad de tu perro y en el fondo tu propio bienestar. Algunas de las razones te sorprenderán. Sigue leyendo.

1. Si miras el móvil mientras paseas con tu perro, es más probable que el perro tire

El perro tira muchas veces porque tiene más interés para las cosas que encuentra en su camino que para ti. Esto en parte conlleva unas ventajas, si dejamos que el perro huela el suelo. En este caso, al menos, el perro puede encontrar distracción y alivio. Pero si encima caminamos con la correa tensa y corta, y no damos tiempo al perro para oler y explorar el terreno, el perro tirará más. Además sus niveles de estrés aumentan. Por consecuencia el perro es más sensible y propenso a sobre actuar y desarrollar un problema de comportamiento.

2. Cuando miras al móvil, estás distraído y no te das cuentas si llega otro perro

Si estás muy concentrado en una conversación o en enterarte de las noticias, es fácil no darse cuenta de lo que pasa alrededor. Con un perro esta actitud no es conveniente. Y lo es menos si se trata de un perro con problemas de relación con otros perros. Es recomendable siempre echar un ojo al perro, para observar sus señales corporales, especialmente cuando está a punto de encontrar a otro perro. También es útil observar la manera con la cual se acerca el otro perro, para prevenir eventuales conflictos. Otro consejo importante: respecta los tiempos de acercamiento de tu perro a otro perro. Si te das el tiempo y prestas atención, muchos perros se paran un momento para evaluar la situación, para interpretar las señales de comunicación que reciben del otro perro. Por consecuencia, toman unas decisiones respecto a sus acciones. Pueden contestar con otras señales, decidir apartarse o seguir. Hay un mundo de señales que los perros intercambian y que te pierdes si miras al móvil. Entender estas señales es muy importantes sobre todo si el perro tiene miedo o tiene la tendencia a sobre reaccionar en presencia de otro perro.

3. Mirando al móvil, haces cosas sin darte cuenta

Si tu atención está concentrada en la pantalla, es fácil perder la noción del tiempo y del espacio. También es frecuente hacer cosas en automático, sin pensarlas. Pasear al perro con el móvil conlleva un mayor riesgo de dar tirones de correa, cuando no son absolutamente necesarios, incluso involuntariamente. Recuerda que cualquier tirón de correa, como experiencia negativa, a lo largo del tiempo, viene identificado por el perro como una señal de alarma. Así que si se dan tirones de correa en general, el perro puede asociar el paseo como un momento desagradable. Si el único momento de diversión para el perro es el paseo, y se convierte en una pesadilla, es probable que el perro sufra de estrés y de frustración.

4. Estando con el móvil, el perro no encuentra tu mirada

Esto es obvio. Estas mirando la pantalla y no al perro. ¿Pero porque es tan importante que tu mires al perro y que el perro te mire a ti? No es solamente porque así no tropezamos contra algún poste. La mirada es importante porque en ese momento se mantiene una comunicación entre tu y el perro. La atención que te reserva el perro es muy valiosa, sobre todo en un contexto urbano. El perro que tiene la tendencia en mirarte, busca en ti un guía, un referente, y una respuesta cuando eventualmente la situación se hace difícil para el. A través de la mirada, el perro se siente reconocido y comprendido.

5. Pasear al perro con el móvil: pierdes una ocasión de reforzar el vínculo con tu perro

Por no tener tiempo suficiente para dedicar a nuestros perros, lamentablemente el paseo resulta ser una de las pocas ocasiones de convivencia y de relación. Así si miramos al móvil en lugar de estar realmente con nuestro perro, perdemos uno de los escasos momentos en los que podamos desarrollar y reforzar nuestro vínculo con el. El vínculo entre propietario y perro es la base para una buena comunicación. Además, es mucho más fácil que así te haga caso cuando sea necesario. Aprovecha del paseo para pasarlo bien con tu perro, para practicar un poco de “obediencia”, para interactuar de verdad.

En conclusión, mi consejo es disfrutar de un buen paseo con tu perro sin detenerte en las noticias del Facebook. El lo necesita para estar bien. Tu también te sentirás mejor, y más relajado.

 

El olfato en el perro: reducción de estrés mediante el nosework

Olfato en el perro. Olfatear ayuda a reducir el estrés en el perro, a través de la estimulación cognitiva.

Por esta razón hay que dejar el perro olfatear e incluso entrenar la capacidad innata de discriminar e interpretar olores.

El olfato en el perro

Los perros logran detectar los olores mucho antes que las persona. De hecho las personas tienen un número de receptores olfativos muy inferior a los de los animales. Los receptores son las células que sirven a enviar al cerebro las señales olfativas que luego se traducen en olores. La corteza olfativa canina que procesa la información sobre los olores ocupa el 12,5 % de la masa total del cerebro. La corteza olfativa humana recubre a penas el 1%. Además la mucosa olfativa en el ser humano se extiende por 4-8 cm cuadrados, la canina cubre un área de 150 cm cuadrados. Adicionalmente los perros tienen narices móviles que les permiten detectar la dirección desde la cual provienen los olores.

olfato perro

Los millones de receptores se conectan al cerebro a través del bulbo olfativo. En los perros los receptores están directamente a contacto con el bulbo olfativo que ocupan una octava parte de la masa cerebral del perro. Cuando un receptor captura un olor, viene enviado inmediatamente un impulso al cerebro. Finalmente el perro está dotado de una estructura ósea interna que se encuentra arriba del paladar que se llama organ vomeronasal. Esto es una especie de cueva recubierta de receptores donde las moléculas se acumulan y así se intensifican los olores.

El perro percibe el mundo sobre todo a través del olfato. Mientras nosotros recibimos información visuales, el perro principalmente obtiene información olfativa. Esto le permite entender muchas cosas sobre el ambiente, los otros perros, las personas, incluso sus estados emotivos.

Los perros leen los olores como las personas leemos el periódico para actualizarnos y recibir información. El órgano vomeronasal no solo capta los olores sino que también es capaz de percibir sustancia químicas llamadas feromonas. Afines a las hormonas las feromonas son secretadas por todos los animales.

El perro se la pasa recogiendo información desde el ambiente, una actividad fundamental para el que va estimulada y absolutamente nunca impedida.

Como el juego de olfato en el perro puede reducir el estrés

Es estrés es el estado en el cual un organismo responde a una amenaza, ya sea interna o externa, para poder prepararse a superar el peligro. Aunque sea una reacción natural y necesaria, el un exceso de estrés puede contribuir a manifestaciones de agresividad, excitación y ansiedad.

Factores que provocan el estrés

  • Demasiados estímulos
  • Pobreza de estímulos
  • Situaciones de peligro
  • Falta de comida, agua, reposo, actividad
  • Frustración, castigo
  • Inseguridad derivada por falta de rutina o coherencia en el propietario
  • Cambios como mudanza, viaje, llegada de otro perro o de un niño, pérdida de un miembro de la familia

Estimular el olfato del perro ayuda a mejorar la relación con el y a entretenerlo mentalmente.

Los juegos de olfateo ayudan a reducir el estrés y a relajar el perro.

Ideas para estimular el olfato del perro

Juegos en el campo: searching

Ideal para estrés y ansiedad. Este juego es uno de los mejores para que el perro se relaje y sienta bienestar, entrenando su olfato.

Es la práctica de distribuir premios en un espacio abierto. Al perro le encantará utilizar el olfato y explorar el ambiente buscando una recompensa.

Esconder premios

La estimulación del olfato es beneficioso para todos los perros, pero algunos lo disfrutarán más que otros. En respuesta a la orden Busca, el perro tendrá que buscar la comida en sitios escondidos pero accesibles al perro. Es una buena forma de entrenar a tu perro.  Se puede llevar a cabo por grados y aproximaciones, premiando el acercamiento con refuerzo positivo. Además se puede aumentar el nivel de dificultad.

Premio en la mano

Se puede llevar a cabo con comida o un pequeño juguete que quepe en una mano.

  1. Maneja el juguete o la comida para dejar rastro de olor
  2. Esconde el premio en una mano cerrando los puños
  3. Mostrar las manos cerradas y dejar olfatear.
  4. El perro indicará con la pata o el morro la mano que esconde el premio.

Juego de las tres tazas

Hay que procurarse

  • 3 tazas no transparentes
  • Premios

Como se juega

Se ponen las tres tazas alineadas delante del perro en posición de sentado

Poner premio en una de ellas, procurando que el perro mire. Mover un poco la taza que contiene los premios. Girar las tazas boca abajo

Eventualmente ayuda al perro mostrando que debajo de la taza hay premio.

Mezclar las tazas cambiando de posición. El perro debe indicar cual taza tiene los premios.

Se puede motivar al perro levantando la tazas unas veces más si no logra entender el mecanismo del juego.

Nose work

Los juegos de olfato son particularmente importantes porque ayudan la estimulación mental facilitando la relajación.

Il nose work, la estimulación del olfato en el perro, es útil para mejorar la capacidad cognitiva de resolver problemas. Ejercitar el olfato en el perro tiene efectos positivos sobre el comportamiento

el olfato en el perro

  • Disminuye la destructividad
  • Aumenta la atención y la concentración
  • Ayuda el perro a gestionar el estrés, manteniendo la calma
  • Aumenta la autoestima
  • Mejora la relación con el propietario

Los juegos que utilizan el olfato para desarrollar la actividad mental consisten en encontrar una estrategia para ganar la recompensa.

Con paciencia y poco a poco el perro sabrá enfrentar y solucionar problemas de diferentes grados de dificultad. Cuando el perro muestra unos progresos, se aumenta el nivel de dificultad.

  1. Empezar con un problema sencillo
  2. Motivar al perro
  3. Darle el tiempo necesario sin presionarlo
  4. Asegurarse que los objetos que se utilizan no le procuren miedo
  5. Utilizar premios apetitosos

Comportamientos agresivos

reducción de estrés en perros

Si tu perro muestra comportamientos agresivos no siempre la solución es hacer más actividad física. Un nuevo estudio recomienda todo lo contrario. En caso de comportamientos agresivos es más idóneo reducir el paseo y el juego excitante con la pelota.

Comúnmente en caso de comportamientos agresivos o de exceso de actividad se recomienda aumentar la actividad física. Al contrario en este reciente estudio se muestran los resultados tras una semana de reducción de la actividad física y de ejercicios de reducción del estrés.

Por un lado se reduce  el nivel de ejercicio físico – paseo sin correa, juego con otros perros, juegos con pelota. Por otro lado se aplican masajes calmantes y juegos de estimulación mental. Pues en sólo 6 días se notan los resultados. El estudio contempla un período de seguimiento  con el mismo método durante un mes en el lugar donde el perro vive.

juegos de rastreo perros

Lista de actividades recomendadas en caso de comportamientos agresivos

Estas actividades están recomendadas para disminuir el estrés del perro y mejorar sus comportamientos agresivos.

  • Juegos de olfateo al interior y al exterior.
  • Actividades de rastreo, basadas en ejercitar el sentido del olfato. En particular los perros reactivos se benefician de estas actividades porque no es necesario que estén expuestos a la presencia de otros perros.
  • Entrenamiento de habilidades, desde las más sencillas a las más complejas, hay todo un arsenal de posibilidades para entrenar la mente del perro.
  • Moldeado con el clicker: el perro se concentra sobre nuestros gestos y puede llegar a realizar pequeñas coreografías.
  • Masajes calmantes, tipo Tellington Touch.
  • Paseos cortos con correas largas, manteniéndose distantes de otros perros, de la duración recomendada de 15 a 20 minutos al día, y dejando el perro libre de olisquear.
  • Juegos interactivos con premios.
Los comportamientos agresivos están frecuentemente asociado a un alto nivel de estrés. Por esto es importante que se permita al perro calmarse y recuperarse especialmente después de una manifestación de reactividad.

Estas actividades de calma pueden ser aplicadas también en perros sobrexcitados sin que necesariamente presenten comportamientos agresivos.

 

Problems walking your dog?

dog pulling on the leash

Problems walking with the dog on leash are very common. Walking your dog should be a pleasant activity for you and your dog. But it often isn’t. This is because your dog learns that pulling he is eventually gets what he wants. And also because you are not very interesting to your dog. He probably gets excited by some other stimulus: other dogs, birds, por example.

Instead he has to learn to learn how to walk without pulling.

Look at this funny video to be inspired. Dogs are walking other dogs easily and smoothly.

And here are some simple and useful advices.

Advices to get the right control over pulling and stop having problems walking

  1. Use a long leash
  2. Don’t pull the leash yourself
  3. Start reward as soon as you put the leash on
  4. Keep your dog attention on you – carrying a ball or showing a treat
  5. Reward if your dog is not pulling
  6. Stop if the dog starts pulling
  7. Walk only when there is no tension
  8. Change direction if the dog starts pulling
  9. Reward any time there is no tension

You can also teach the command “on my side” or using any other word that indicates when the dog is walking near to you.

You can achieve this reinforcing with a treat any time the dog is right in the position you want.

To get results faster you can use the clicker method.

To solve the problems walking your dog on the leash, you should practice all the above every time you go out with your dog.

Problems walking dogs on leashRemember to be patient and first of all consistent. Every time you walk the dog, you have to follow these rules. And every member of the family has to be involved in this way of walking the dog. Otherwise it will take a long time to change the habit or it will never improve. Problems walking your dog relies on you and your capacity to manage the situation.

Paseo con amor

paseo perros barcelona

El paseo es fundamental para el bienestar de tu perro

Un perro que se queda solo en casa es un perro infeliz, pero hay muchos perros que desafortunadamente tienen que quedarse en casa mientras sus dueños van al trabajo o atienden asuntos propios. En este caso se puede recurrir a un servicio de paseo, en el cual una persona de confianza acuda al domicilio, saque el perro a pasear y a pasarlo bien un rato. Un buen paseo debe de durar una hora y debería de contemplar una fase de juego, de interacción con otros perros. Sería genial que el perro pudiera estar un rato corriendo libre, sin correa.

Cuales dotes debe de tener un buen paseador?

Un buen paseador tiene que ser primariamente una persona de confianza. Esta tendrá acceso a nuestra casa y se hará cargo de nuestro perro de forma autónoma. Esta persona debe acudir siempre que la necesitemos. Debería entonces ser capaz de garantizar sus servicios. También debe ser puntual y ordenada: tendrá que recordarse horas y días en la que presterá sus servicios.

Idealmente un buen paseador es también que quiere a los perros y sepa cuidarlo. Es frecuente ver anuncios de paseadores que declaran su amor infinito para los perros. El punto fundamental es que deben de contar con cierta experiencia en el manejo de los perros.

Otro aspecto que creo sea importante es la empatía: la capacidad de entender el perro y su propietario.

Aquí os presento a una amiga, amante de la vida, y por supuesto de los animales, con una energía infinita, y una dedicación para los demás fuera de lo común. Adelaida tiene paciencia, es muy meticulosa, y conoce el comportamiento canino por años de dedicarse a pasearlos y cuidarlos en su casa como si fueran propios. 100% recomendada por personaldogtrainer!

 

Ansiedad y ansiedad por separación

Os explico que es la ansiedad y porque surge.

¿Qué es la ansiedad? Es un comportamiento de intranquilidad que presenta varias formas y estadios. Un perro que simplemente no sabe quedarse quieto y muestra una conducta nerviosa presenta algún rasgo de ansiedad. Un perro ansioso no se encuentra bien y hay que ayudarle.

Síntomas y indicadores

Los perros muestran varias señales que indican que están en un estadio ansioso.

Bostezar por ejemplo, lamerse, etc. en el contexto apropiado. Véase a este propósito las señales de calma.

Presentan frecuentemente tensión muscular.

Algunas de la las manifestaciones de ansiedad:

  • comportamiento destructivo
  • ladrido excesivo
  • lloriqueo
  • conductas repetidas o estereotipias
  • micción o defecación inadecuada
  • intentos de fuga
  • iper sensibilidad a ruidos

Buscar las causas de la ansiedad nos ayuda a eventualmente confinar el problema o a tratarlo de forma sistemática.

personaldogtrainer ansiedadQue es la ansiedad por separación

Este trastorno se detecta frecuentemente en perros destetados precozmente (antes de las 7 semanas de edad), y que han recibido una sobrecarga de atenciones y mimos una vez han sido acogidos en la familia humana. Han así desarrollado hiperapego y una dependencia anormal de parte de los dueños.

El manejo de estas situaciones, seguir las pautas y modificar el comportamiento son hechos fundamentales para mejorar su estado emocional .

Es recomendable ayudar el perro en aumentar su confianza reforzando positivamente todas aquellas conductas de tranquilidad e independencia, ignorando las que son de llamar la atención y buscar contactos insistentes con los dueños. En una ansiedad por separación los síntomas son de destructividad, minción inadecuada, vocalización excesiva y típica, que impiden que el perro de hecho se pueda quedar solo.

La terapia conductual en estos casos suele ser muy larga e implica una participación constante de parte de los dueños.

En apoyo a la modificación de conducta, se pueden recomendar medicamentos homeopáticos, Flores de Bach, y Feromonas sintéticas (Adaptil).

Perro con miedo

fobia perros

Un perro con miedo no se encuentra bien, está sufriendo. Si tu perro manifiesta signos de miedo, probablemente haya sufrido algún tipo de trauma, o no ha sido habituado a la fuente del miedo en la etapa de habituación cuando era cachorro, o/y se ha actuado reforzando esta conducta. Habrá que intentar identificar la causa del miedo, reforzar la obediencia básica y realizar una terapia de desensibilización a este factor.

perro con miedo

  1. Evitar situaciones problemáticas que agraven el miedo
  2. No actuar intentando tranquilizar el perro, ni transmitiendo una sensación de peligro
  3. No castigar
  4. Ignorar la conducta de forma constante aunque al principio pueda darse un empeoramiento de los síntomas