La agresividad entre perros: preliminares generales

perro agressivo

La agresividad entre perros es un tema muy amplio.  Lejos de hacer clasificaciones, quisiera comentar que muchos de los problemas de tensión-reacción de los animales son efectos de un manejo inadecuado de la correa.

A la hora de encontrar otros perros, en cuanto se percibe una alerta de cualquier tipo, la tendencia de la mayoría de los propietarios es la de tirar de la correa, haciendo que el perro mismo se ponga en alerta.

Erroneamente muchas personas, una vez que el encuentro ya está en curso, preguntan si el “otro” es macho o hembra, buscando una razón para estirar más de la correa.

agresividad entre perros

NO tiréis de la correa, y menos si ya estáis conscientes de que vuestro perro se muestra poco amistoso con otros perros. Lo peor que podáis hacer es añadir al historial otra experiencia negativa para vuestra mascota.

Intentad respetar la distancia en la que vuestro amigo se siente seguro, y desde esa distancia practicad las órdenes que tiene aprendidas para que se centre en vosotros en lugar que excitarse y tirarse sobre otros perros.

Con paciencia, constancia y buen control, gracias a un refuerzo del vínculo con vuestra mascota,  podéis reestablecer una dinámica más calmada y menos emotiva a la hora de encontrar otros perros.

Hiperactividad de los cachorros

educar nuevo perro

La hiperactividad de los cachorros es un comportamiento bastante usual y normal. Sin embargo, desde que llega un cachorro en casa, recomiendo que se les indiquen pautas claras y sencillas. Por ejemplo limitar su acceso a determinadas zonas si no queremos que entre, establecer rutinas de paseo y de comida. Es importante que se aplique único criterio en familia, siendo consistentes en las normas.

cachorro en casaCuando la consecuencia que el cachorro obtiene de su conducta no es la esperada se produce en el frustración, y esta puede degenerar en hiperactividad, entendida como exceso de actividad con aspectos de agresividad.

En cuanto a los premios, decidir cuando y como premiar. Y respecto a ciertos comportamientos indeseados, como la falta de inhibición del mordisco, en general hay que eliminar cualquier refuerzo de esta conducta, interrumpiendo la interacción.

A parte de la frustración, otra causa del exceso de actividad es la insuficiente o inadecuada actividad de juego y estimulación mental. 

El arnés para perros: rápida guía para elegir el adecuado

El arnés para perros adecuado es el que resulta el más respetuoso para el perro y resulta más eficaz para el manejo de parte del propietario.

El arnés en general es más adecuado del collar convencional, porque minimiza el riesgo que el cuello sufra a causa de tirones inesperados, puesto que lo mejor es que el perro no tire del todo.

Hay una amplia gama de arneses y el de elección será el que mejor se adecue a los beneficios que se quieran obtener.

Los dos modelos a continuación “Easy walk” están diseñados para favorir un mayor control en el paseo: aptos para entrenar los perros a pasear tranquilamente, y desincentiva  la actitud de tirar.

Ambos son muy confortables, pero el primero es más adecuado para perros de talla pequeña.

1.

arnés para no tirar

2.

arnés para mayor control

 

 

 

Los siguientes arneses son particularmente fáciles de poner y quitar, minimizando uno de los problemas que algunos propietarios tienen a la hora de ir de paseo, la dificultad de colocar el arnés.

3.

arnés de fácil manejo y control

 

 

 

4.
arnés lomo

 

Comunica con tu perro

La comunicación es el medio por lo que se da una buena o mala relación. Si bien los perros no cuentan con nuestras facultades lingüísticas, con ellos podemos comunicar bien teniendo en cuenta los siguientes principios:

1. la comunicación es constante entre tu y tu perro, seas consciente y aprovecha de comunicar con tu perro, siempre, en cualquier momento;

2. la comunicación debe ser breve y clara;

3. debe basarse sobre un buen timing (realizarse en el momento adecuado);

4. fijarse en el proprio lenguaje corporal;

5. siempre dar un feedback a las acciones de perro (si el perro no hace lo que se espera de el, es preferible no decir nada y usar la mímica facial y utilizar la voz con cuidado dependiendo del perro);

6. no pedir al perro algo que el perro no sea capaz de ofrecer (no dar órdenes que no pueda cumplir ya, además no se trata de dar órdenes sino pedir al perro que haga algo);

7. el objetivo de la comunicación es la de recibir atención y ganar la confianza del perro (y el castigo físico genera desconfianza);

8. si hay un fallo en la comunicación (y de esto nos damos cuenta si el comportamiento indeseado se repite), hay que cambiar algo: concederle más espacio, respectar los tiempos adecuados, ser más claros.

comunicacion canina

Miedo por la calle

Hay muchos casos de perros que manifiestan miedo andando en la calle: hacia otros perros, hacia personas con cierta actitud o atuendo (con muletas o sobrero o patinetes, etc.), a ruidos, o movimientos.

Se trata de un miedo debido a falta de habituación positiva a estos estímulos. No es raro que frente a una reacción indeseada de nuestro perro, tiramos de su correa para disuadirlo. Esta maniobra muy común y muy  instintiva es lo peor que podamos hacer en estas circunstancias, porque lo que le estamos diciendo al perro es que todas las veces o la mayoría de veces en la que se presenta el objeto del miedo, ese objeto es aún más negativos ya que comporta un castigo (tirón de correa).

Nuestra actitud debe ser relajada y de control en todo el paseo. Vigilando que tipo de estímulos molestan a nuestros perros y anticipando su comportamiento premiando cuando el perro está tranquilo aún en presencia de los estímulos.

Es importante premiar correctamente y en el momento adecuado.

reaccion en la calle

La sanación del Alma: las Flores de Bach

Hay algunos comportamientos que sugieren buscar sus causas en un estado anímico alterado.

Las Flores de Bach son un método de sanación que restablece la armonía entre Alma y Personalidad. Ya que la enfermedad y el malestar son la manifestación de un conflicto entre nuestra verdadera Alma y la Personalidad, nuestro ser cotidiano.

Como desvelar este conflicto? Por ejemplo el miedo: una actitud miedosa puede ser debida a un trauma ocasionado en relación con algo y/o por falta de adecuada exposición a las fuentes de estrés.

Entonces el individuo no tiene miedo de por sí, pero vive las consecuencias del trauma que lo ha afectado.

Muchas veces no nos he dado de conocer la fuente del miedo, porque se sitúa en el pasado del individuo, al cual no tenemos acceso (perros recogidos, o criados fuera de nuestra casa).

Las Flores de Bach actúa allí donde no nos he dado acceder: al inconsciente, al pasado.

Empleo las Flores de Bach en presencia sobre todo de eventos traumáticos y estresantes, en casos de Ansiedad por separación, Miedo, Agresividad, pero también para favorecer la concentración, el cambio, la relajación. Dependiendo del contexto, la Formula es indicada para toda la familia.

Los remedios florales abarcan todos los aspectos de salud y enfermedad.

vinculos perro

¡Hola! Encuentros caninos

Cuantas veces nos encontramos con otros perros y no sabemos que hacer? Será macho, hembra, tendrá ganas de jugar o de fastidiar?
Os doy unos consejos. Primero los perros son más educados que las personas. Sí porque ellos se saludan entre ellos, tienen interés en conocerse. Así que lo normal es que se acerquen y se huelen, para luego entender las intenciones el uno del otro.
Demasiadas veces nos bloqueamos con nuestros prejuicios y transmitimos un estado de desconfianza a nuestros perros.
Sobre todo si van atados por medio de la correa, lo que sucede es que están muy pendientes de nuestro estado de ánimo. Y si nosotros no somos abiertos y amistosos, incluso si tenemos miedo de las posibles reacciones de los dos perros, lo más probable es que el perro lo perciba y actúe consecuentemente. Si además nuestro comportamiento es reiterado, apartando el perro con tirones de correa o expresando nuestros sentimientos verbalmente, vamos infundiendo la conducta habitual de nuestro perro y a más, este se puede volver miedoso, y a veces agresivo.
Aconsejo favorecer los encuentros entre perros desde muy temprana edad, para que aprendan el lenguaje de sus iguales. Dejarle saludarse con calma y respecto. Bajo nuestra supervisión si detectamos un peligro, siempre estamos a tiempo de apartarlo. Mirar antes a la cara al dueño del otro perro. Si nos manifiesta su deseo de comunicar o no, si lleva al perro muy atado, si grita o está nervioso, puede que su perro sea nervioso o miedoso. Evaluar el riesgo que corre nuestra mascota, pero no poner distancia por principio.

¡Hola! Encuentros caninos

Cuantas veces nos encontramos con otros perros y no sabemos que hacer? Será macho, hembra, tendrá ganas de jugar o de fastidiar?
Os doy unos consejos. Primero los perros son más educados que las personas. Sí porque ellos se saludan entre ellos, tienen interés en conocerse. Así que lo normal es que se acerquen y se huelen, para luego entender las intenciones el uno del otro.
Demasiadas veces nos bloqueamos con nuestros prejuicios y transmitimos un estado de desconfianza a nuestros perros.
Sobre todo si van atados por medio de la correa, lo que sucede es que están muy pendientes de nuestro estado de ánimo. Y si nosotros no somos abiertos y amistosos, incluso si tenemos miedo de las posibles reacciones de los dos perros, lo más probable es que el perro lo perciba y actúe consecuentemente. Si además nuestro comportamiento es reiterado, apartando el perro con tirones de correa o expresando nuestros sentimientos verbalmente, vamos infundiendo la conducta habitual de nuestro perro y a más, este se puede volver miedoso, y a veces agresivo.
Aconsejo favorecer los encuentros entre perros desde muy temprana edad, para que aprendan el lenguaje de sus iguales. Dejarle saludarse con calma y respecto. Bajo nuestra supervisión si detectamos un peligro, siempre estamos a tiempo de apartarlo. Mirar antes a la cara al dueño del otro perro. Si nos manifiesta su deseo de comunicar o no, si lleva al perro muy atado, si grita o está nervioso, puede que su perro sea nervioso o miedoso. Evaluar el riesgo que corre nuestra mascota, pero no poner distancia por principio.
perros socializando