Pasear al perro con el móvil. 5 razones para evitarlo

A ver si te suena…pasear al perro con el móvil.

Te explico porque no es conveniente. Y las razones no son banales.

Eres un adicto del móvil, del texting especialmente. A fin y al cabo como la mayoría de los habitantes humanos de este planeta.pasear perro con móvil 

En definitiva parece que nunca hay tiempo suficiente para mirar al móvil. Por un lado la información es tanta que nunca se acaba. Por otro lado alguien, propio en este momento, puede haber enviado un Whatsapp….Entonces, porque no aprovechar de seguir las últimas noticias o responder a algún Chat mientras pasear al perro?

No hay nada de malo por supuesto. Aún está permitido por la ley…..

Sin embargo te explico porque no es una buena idea pasear al perro y mirar el móvil. Si te interesa la felicidad de tu perro y en el fondo tu propio bienestar. Algunas de las razones te sorprenderán. Sigue leyendo.

1. Si miras el móvil mientras paseas con tu perro, es más probable que el perro tire

El perro tira muchas veces porque tiene más interés para las cosas que encuentra en su camino que para ti. Esto en parte conlleva unas ventajas, si dejamos que el perro huela el suelo. En este caso, al menos, el perro puede encontrar distracción y alivio. Pero si encima caminamos con la correa tensa y corta, y no damos tiempo al perro para oler y explorar el terreno, el perro tirará más. Además sus niveles de estrés aumentan. Por consecuencia el perro es más sensible y propenso a sobre actuar y desarrollar un problema de comportamiento.

2. Cuando miras al móvil, estás distraído y no te das cuentas si llega otro perro

Si estás muy concentrado en una conversación o en enterarte de las noticias, es fácil no darse cuenta de lo que pasa alrededor. Con un perro esta actitud no es conveniente. Y lo es menos si se trata de un perro con problemas de relación con otros perros. Es recomendable siempre echar un ojo al perro, para observar sus señales corporales, especialmente cuando está a punto de encontrar a otro perro. También es útil observar la manera con la cual se acerca el otro perro, para prevenir eventuales conflictos. Otro consejo importante: respecta los tiempos de acercamiento de tu perro a otro perro. Si te das el tiempo y prestas atención, muchos perros se paran un momento para evaluar la situación, para interpretar las señales de comunicación que reciben del otro perro. Por consecuencia, toman unas decisiones respecto a sus acciones. Pueden contestar con otras señales, decidir apartarse o seguir. Hay un mundo de señales que los perros intercambian y que te pierdes si miras al móvil. Entender estas señales es muy importantes sobre todo si el perro tiene miedo o tiene la tendencia a sobre reaccionar en presencia de otro perro.

3. Mirando al móvil, haces cosas sin darte cuenta

Si tu atención está concentrada en la pantalla, es fácil perder la noción del tiempo y del espacio. También es frecuente hacer cosas en automático, sin pensarlas. Pasear al perro con el móvil conlleva un mayor riesgo de dar tirones de correa, cuando no son absolutamente necesarios, incluso involuntariamente. Recuerda que cualquier tirón de correa, como experiencia negativa, a lo largo del tiempo, viene identificado por el perro como una señal de alarma. Así que si se dan tirones de correa en general, el perro puede asociar el paseo como un momento desagradable. Si el único momento de diversión para el perro es el paseo, y se convierte en una pesadilla, es probable que el perro sufra de estrés y de frustración.

4. Estando con el móvil, el perro no encuentra tu mirada

Esto es obvio. Estas mirando la pantalla y no al perro. ¿Pero porque es tan importante que tu mires al perro y que el perro te mire a ti? No es solamente porque así no tropezamos contra algún poste. La mirada es importante porque en ese momento se mantiene una comunicación entre tu y el perro. La atención que te reserva el perro es muy valiosa, sobre todo en un contexto urbano. El perro que tiene la tendencia en mirarte, busca en ti un guía, un referente, y una respuesta cuando eventualmente la situación se hace difícil para el. A través de la mirada, el perro se siente reconocido y comprendido.

5. Pasear al perro con el móvil: pierdes una ocasión de reforzar el vínculo con tu perro

Por no tener tiempo suficiente para dedicar a nuestros perros, lamentablemente el paseo resulta ser una de las pocas ocasiones de convivencia y de relación. Así si miramos al móvil en lugar de estar realmente con nuestro perro, perdemos uno de los escasos momentos en los que podamos desarrollar y reforzar nuestro vínculo con el. El vínculo entre propietario y perro es la base para una buena comunicación. Además, es mucho más fácil que así te haga caso cuando sea necesario. Aprovecha del paseo para pasarlo bien con tu perro, para practicar un poco de “obediencia”, para interactuar de verdad.

En conclusión, mi consejo es disfrutar de un buen paseo con tu perro sin detenerte en las noticias del Facebook. El lo necesita para estar bien. Tu también te sentirás mejor, y más relajado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NO soy un robot *